La NASA usa impresión 3D para fabricar robot PUFFER y desarrolla un proceso de monitoreo para la fabricación aditiva in-situ


La NASA ha utilizado la impresión 3D para crear un “robot inspirado en el origami” que podría ayudar a futuras misiones de exploración espacial. El pequeño dispositivo puede doblarse para navegar a través de espacios estrechos y está destinado a ser utilizado como un explorador para los robots existentes como el Mars Curiosity Rover.

En otras noticias recientes, la agencia espacial estadounidense ha desarrollado una técnica in situ de monitoreo de fabricación aditiva. Pionero en Marshall Space Flight Center, el proceso utiliza cámaras infrarrojas y visuales para monitorear un componente impreso en 3D en tiempo real, permitiendo que sea corregido o ajustado si es necesario.

 

Robot de exploración plegable

El Robot PUFFER (Pop-Up Flat Folding Explorer Robot) fue desarrollado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California. Inventado para llegar a lugares que los rovers mucho más grandes no pueden, el equipo de JPL comenzó con un diseño plegable de origami.

Siguiendo la forma inicial, el equipo de JPL luego imprimió en 3D las ruedas para agregar movilidad. A partir de esto, el diseño se amplió con actualizaciones en las ruedas en forma de bandas  y la adición de una cola para la estabilidad.

Para desarrollar la caminata del robot, la NASA se asoció con Biomimetic Millisystems Lab en la Universidad de Berkeley.

Probando PUFFER

Habiendo perfeccionado el diseño, JPL sometió el PUFFER a una serie de ambientes adversos, incluyendo desiertos rocosos y condiciones heladas antárticas. El diseño, de acuerdo con el JPL, le permite  a PUFFER recorrer pendientes de 45 grados y sobrevivir a situaciones climáticas extremas.

 

El futuro de PUFFER

Según Karras, “los pequeños exploradores robotizados como PUFFER podrían cambiar la forma en que hacemos la ciencia en Marte”. Puffer tiene un gran potencial ahora para JPL, y tienen visiones de un enjambre de dispositivos autónomos trabajando juntos unos con otros y con el Rover. Como Kalind Carpenter de JPL, que imprimió en 3D las ruedas.

Esto es clave para el JPL, ya que PUFFER puede ser desplegado como parte de una pequeña carga útil. Mantener espacio y peso al mínimo es crucial para los viajes espaciales y en la industria de satélites Cube Sats se desarrollaron para hacer frente a estos desafíos. Los parámetros Cube Sat son un conjunto de estándares que determinan el tamaño y el volumen de un satélite pequeño con el fin de optimizar el área que ocupan en un vehículo de lanzamiento. La empresa polaca SatRevolution está buscando producir Cube Sats con una nueva instalación en Polonia.

El infrarrojo puede comparar la pieza impresa con los diseños.

 

Fabricación aditiva in situ

La fabricación aditiva tiene un papel clave en los futuros planes espaciales de la NASA, algo que el Dr. Raymond Clinton de la NASA explicó recientemente durante una charla. La agencia espacial estadounidense ve la tecnología como la quintaesencia de la exploración espacial en el futuro y no sólo para crear dispositivos como el PUFFER.

Para crear hábitats en Marte, la NASA pretende imprimir en 3D y para entender el proceso en mayor detalle, los investigadores de la NASA lo están explorando. En Marshall Space Flight Center, los investigadores han desarrollado un nuevo proceso de monitoreo para la fabricación aditiva que utiliza cámaras infrarrojas y espera mitigar las impresiones fallidas. Ellos creen que su tecnología “tiene el potencial de permitir la implementación de un sistema de retroalimentación en bucle cerrado, permitiendo sistemas para correcciones automáticas en tiempo real”. Para esta tecnología, la NASA prevé que las aplicaciones automotrices y aeroespaciales se centrarán en los procesos de impresión de metales.

Mientras tanto, la Agencia Espacial Europea ha comenzado las pruebas con la impresión 3D.

 

Fuente: 3DPI

Artículos Relacionados