WhatsApp +54 11 3758 4378 (solo texto)
Imprimir ABS con éxito

Imprimir ABS con éxito

Quien no ha sufrido intentando imprimir con ABS? Uno de los mejores materiales cuando se trata de resistencia, fuerza, funcionalidad y acabado.
ABS. Prepará tu impresora, un bloc de notas y manos a la obra.

¿Qué es el ABS? El ABS es uno de los materiales más utilizados y versátiles disponibles en la impresión 3D en la actualidad. Sin embargo, si eres nuevo en la escena, puede ser un poco desalentador para empezar pero la recompensa vale la pena. Aprender a imprimir bien con ABS es esencial si quiere piezas fuertes y resistentes al calor.

El ABS o acrilonitrilo butadieno estireno (Styrene en ingles) es un termoplástico común. Es un plástico popular para el moldeo por inyección y se usa para hacer legos, instrumentos, equipos deportivos y más.
Si estás acostumbrado a imprimir con PLA, probablemente encontrarás que ABS es un poco más difícil de imprimir. Hay algunos necesarios para cada impresión, y tiene un conjunto diferente de configuraciones para cada caso. Sin embargo, no necesitás desesperarte. El ABS es un filamento fuerte y resistente al calor, con increíbles opciones de procesamiento posterior. Probablemente después de esta lectura, las cosas se imprimirán a tu manera.

Conseguir esa primera capa correcta
La primera capa es la parte más importante de la impresión. Aquí están los puntos principales:

1- Necesitás que la cama de impresión esté nivelada
2- El extrusor (la boquilla) debe estar a la altura correcta de la cama.
3- Usar buen adhesivo para que el ABS se adhiera bien a la cama, es fundamental.
4- Y, por supuesto, asegurate de que el hotend calienta a la temperatura adecuada.

Impresión sobre vidrio con cinta Kapton / PET
Para imprimir con ABS, se necesita una cama de temperatura controlada. La temperatura recomendada para ABS es de 90º a 110 ° C según las condiciones ambientales y si la máquina es abierta o cerrada.
Una opción interesante para imprimir directamente en el cristal, es usar cintas Kapton / PET (particularmente, solo uso adhesivo directo al vidrio ya que deja un acabado espejado muy bonito). Esto facilita la limpieza de la cama después de haber estado imprimiendo por un tiempo, ya que simplemente se puede retirar la cinta y eliminar cualquier resto de adhesivo o filamento.

Tener el nivel de la cama y la extrusora a la altura correcta es extremadamente importante cuando se imprime en cinta. Si tu extrusora está demasiado lejos del vidrio, el ABS simplemente no se pegará. Si la extrusora es demasiado baja, el vidrio bloqueará completamente la extrusión del material y puede causar un atasco después de períodos prolongados.

También es obligatorio el uso de algún tipo de adhesivo. El ABS requiere algo con lo que unirse durante la primera capa de la impresión. Los adhesivos más comúnmente usados ​​son barras de pegamento, suspensión de ABS y laca en spray. Preferimos la laca porque es fácil de aplicar y huele bien.

Si la primera capa no se pega:
1- Asegurate de que la cama esté nivelada.
2- Asegurate de que la cama esté lo suficientemente caliente.
3- Asegurate de que la temperatura ambiente del entorno de impresión no sea demasiado alta o fría (o, si no, ajustala) y evita cualquier movimiento o corriente de aire sobre el área de impresión.
4- No olvidar de poner el adhesivo en la cama.
5- Verificá que el cabezal de impresión esté lo suficientemente cerca para hacer una primera capa aplastada agradable.
6- Asegurate de ejecutar la extrusora antes de que comience la impresión para que haya filamento en la cama durante toda la primera capa. Esto se logra creando una pequeña purga antes del inicio de la impresión que debes agregar al Start Gcode.
7- La cinta Kapton / PET es una excelente manera de imprimir ABS. Produce una gran capa inferior brillante y la cama calentada asegura que sus partes se mantengan bien y planas.

Conseguir la temperatura correcta
Cuando se trabaja con un nuevo rollo de filamento por primera vez, generalmente nos gusta comenzar a imprimir a unos 230 ° C y luego ajustar la temperatura hacia arriba o hacia abajo en incrementos de 5 grados hasta que obtengamos la calidad de la impresión y la resistencia de la pieza para estar en buen equilibrio entre sí.

Qué hay que observar

Si la temperatura es demasiado alta:
Verás más “hilos” entre las partes separadas de pieza y podrás notar que la extrusora pierde una gran cantidad de plástico al moverse entre áreas separadas de la impresión. Si esto sucede, intentá bajar la temperatura de manera gradual en 5 grados hasta que la extrusora deje de gotear demasiado material.

A veces, tendrás un material que es simplemente menos viscoso que el ABS y se filtrará más incluso a temperaturas más bajas. Recomendamos que aumentes la retracción unos pocos milímetros (3-4 parece ser un buen número para la mayoría de todos los ABS que hemos probado).


Si la temperatura es demasiado fría:
O verás que el filamento no se adhiere a la capa anterior y obtienes una superficie rugosa, o obtendrás una parte que no es fuerte y se puede separar fácilmente. En cualquier caso, hay que aumentar la temperatura en 5 grados y volver a intentarlo hasta que obtengas buenos segmentos de línea en cada capa y tengas una pieza fuerte cuando termines de imprimir.

Cambio de Filamento


Al cambiar de color ABS:
1- Calenta la extrusora a 240ºC
2- Retire el filamento actual primero empujando suavemente unos 5mm y luego retirándolo para evitar que una punta fría se trabe en el barrel.
3- Si tenés problemas para extraer el filamento, aumenta la temperatura a 245ºC y volvé a intentarlo.
4- Limpiá el engranaje del extrusor y soplá las partículas de la entrada del extrusor.
5- Con la extrusora caliente cargá el nuevo filamento normalmente.
6- Hacer fluir el nuevo color a través de la extrusora hasta que quede limpio y el nuevo color sea todo lo que sale. Si estás cambiando de un color oscuro (como el negro) a un color claro (como el blanco o el natural), es posible que desees extruir durante unos minutos para asegurarse de que no tenga ninguna contaminación oscura.

Nota: Recomendamos quitar el filamento cuando esté blando en lugar de cuando esté completamente derretido (a unos 210ºC), de modo que haya una menor posibilidad de depositar material fundido en el engranaje impulsor de la extrusora. Esto podría causar atascos y son difíciles de limpiar. La extracción suave también ayuda a garantizar que saques todo el material.

¿Qué hacer cuando las cosas van mal?


Hay algunas claves para verificar cuando tus impresiones no funcionan. Pero antes de ver las soluciones, necesitamos tener una breve descripción de sus síntomas.

“No puedo conseguir que la primera capa se pegue”.
1- Asegurate de que la extrusora esté a la altura correcta. Ajustá el final de carrera o la extrusora a 0 altura
2- Verificá que la cama de impresión esté nivelada. Nivelar la cama
3- Confirmá que estás imprimiendo a la temperatura adecuada y que la cama tenga la temperatura correcta (entre 90º y 110ºC).
4- Compruebá la temperatura ambiente de su entorno. Si hace demasiado frío o hace demasiado calor afuera, la impresión puede variar drásticamente y despegarse!

“La pieza tiene malas capas internas y superficies superiores”
1- Verificá la temperatura de extrusión (puede que tengas que aumentarla en 5ºC).
2-Comprobá la tensión del filamento.
3- Limpiá el engranaje impulsor del filamento.
4- Disminuye la velocidad.


“Los bordes exteriores de mis partes tienen muchos pequeños bultos en ellos”
1- Verificá que la impresora está obteniendo suficientes datos. Si imprimis desde una computadora, asegurate de que la computadora no esté demasiado ocupada para alimentar los comandos de la impresora. Si la impresora está en pausa, generalmente se debe a que la computadora está demasiado ocupada.
2- Imprimir desde la tarjeta SD. Esto a menudo ayuda a que la impresora tenga suficientes datos para funcionar sin problemas ni interferencias.

Sin embargo, es demasiado rápido para asumir que el problema está en el ABS. Con la configuración correcta y la paciencia, aficionados han logrado imprimir todo tipo de materiales, muchos de los cuales tienen una viscosidad muy baja. Deberías poder obtener partes útiles incluso con un filamento de menor calidad.


“La pieza no adhiere a la cama “
1- Asegurate de tener buena cantidad de adhesivo en la cama y de que lo estás aplicando con cada impresión. Además podés configurar un “BRIM o borde que ayudará a la pieza a adherirse mejor.

“Mi impresora no extruye ningún material”
1- Asegurate que extremo caliente se está calentando. Comprobá que el extremo caliente está calentando en absoluto. Si no, es probable que tengas una conexión suelta o algún componente electrónico dañado (suponiendo que la impresora aún esté conectada y respondiendo al software de su host).
2- Limpiá el engranaje impulsor y ajuste la tensión. Lo primero que vamos a hacer es limpiar el filamento que toca el engranaje impulsor y asegurarnos de que tengamos la tensión adecuada contra el filamento. Por lo general, la tensión inadecuada o un engranaje de transmisión obstruido harán con que el filamento patine generando fallas en la superficie de la pieza; este fenómeno suele obstruir el flujo parcialmente entregando menos material del necesario. Limpiá la rueda de arrastre con un cepillo de alambre y asegurate de que la tensión sea buena y sólida (demasiado puede también evitar la extrusión y es más común con las transmisiones directas y menos común con las transmisiones con engranajes) .
3- Retirá el filamento actual. Puede ser que tenga una pequeña partícula en el nozzle que atasque el plástico. Usá la técnica de cambio de filamento descrita anteriormente para extraer cualquier partícula que se encuentre en la punta del extrusor.
4- Verifiqá y eliminá los atascos entre la extrusora y el extremo caliente. Este es el tipo de problema más extremo porque ahora es el momento de desarmar las cosas. A veces, el calor puede arrastrar el filamento en la extrusora y causar una protuberancia (dentro del barrel como citado mas atrás) que luego se enfría y evita cualquier extrusión adicional. Esto suele ser en la unión entre la extrusora y el extremo caliente. Quitá la extrusora y retire todo el ABS que puedas (puede que necesites el extremo caliente para sacar todo el material o utilizar acetona para ablandarlo).

En resumen, con la impresora bien calibrada en altura entre la boquilla y la cama, las temperaturas correctas, el adhesivo correcto y por sobre todo la impresora cubierta o al menos protegida en los lados para evitar CUALQUIER movimiento de aire, deberías obtener piezas fantásticas, en algunos casos hasta con mejor terminación que usando PLA.

Buenas impresiones!
SYS3D

Fuente: MHackers

Deja un comentario

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
×
×

Carrito