El exoesqueleto hecho con impresión 3D de Ghost in the Shell


Ghost in the Shell es el filme realizado a partir de la adaptación del futurista manga japonés y que acaba de estrenar en varios paises. Para ayudar con la promoción del filme, que tiene unos efectos especiales inigualables, el diseñador estadounidense Adam Savage acudió al estudio de efectos especiales Weta Workshop, en Nueva Zelanda. Se centro principalmente en un elemento clave de la película, el exoesqueleto de la protagonista.

 

La película cuenta la historia de Motoko Kusanagi, papel interpretado por Scarlett Johansson, un ser humano rescatado de un accidente al que le crearon un cuerpo con habilidades cibernéticas, su principal trabajo es terminar con los criminales más peligrosos. La base de su nuevo cuerpo es un exoesqueleto creado con tecnologías de fabricación aditiva.

El marco está fabricado con más de 300 componentes interconectados, “Lo que ves es en realidad una colección de objetos impresos en 3D”, dice uno de los diseñadores de Weta Workshop a Adam Savage. La creación del exoesqueleto se ha hecho con la utilización de una resina clara, una oscura, componentes de corte por láser, componentes creados con moldes, juntas de acero impresas en 3D que ayudan a mantener la solidez de la estructura. El equipo del estudio probó múltiples materiales en el exoesqueleto durante varias semanas antes de quedar satisfechos con el resultado.

 

El tiempo que tomo la creación del exoesqueleto de Ghost in the Shell fue de cientos de horas para conseguir las casi 400 piezas individuales. El diseño de las piezas fue asistido por un ordenador CAD complejo que también fue construido por la empresa.”Nuestro trabajo es tomar este archivo CAD y transformarlo para que pueda ser materializado y que hagamos algo concreto”, dice el equipo del Weta Workshop.

Finalmente el exoesqueleto es cubierto por una capa de gel, también impresa en 3D, que da lugar a la silueta de la actriz. El estudio también creo otro cuerpo a través de la técnica de estereolitografía para el diseño del cuerpo de Scarlett Johansson.

La escena donde mejor se aprecia el exoesqueleto (momento clave del filme), es cuando se crea a Kusanagi como un ente de inteligencia artificial y es fisicamente construida como un ser humano con cuerpo cibernético.

 

Fuente: 3DNatives

 

Artículos Relacionados